ROMA

27 marzo 2018


¡Hola a todos!

Espero que hoy tengáis ganas de viajar porque nos desplazamos hasta la bella Roma.

No exagero ni un pizquito cuando os digo que Italia es uno de los mejores sitios del mundo, su gente, cultura, historia y gastronomía te hacen sentir como si estuvieras en una película antigua. Roma tiene algo especial que no se cómo lo podría describir pero es que tiene una parte de mi corazón.

Como os decía, esta ciudad te hace sentir la protagonista de tu propia película, en la que recorres sus preciosas calles de piedra antigua de Trastévere mientras alzas la mirada a las casas que decoran sus ventanas con flores rojas y amarillas, y ves como sale un ligero olor a salsa de tomate casera recién hecha.

Si sigues paseando por la ciudad encontrarás miles de monumentos históricos, muy conocidos, pero os digo que en cuanto alzáis la vista os dejáis seducir por el despampanante Anfiteatro Colisseum, Fontana di Trevi o Vaticano, entre otros.

Al caer el atardecer puedes observar cómo la ciudad se funde literalmente en un color anaranjado y rosado bajo sus habitantes. Las noches son más especiales aún, puedes escuchar la risa de la gente sentada en las terrazas de los restaurantes, los músicos tocando en la calle y los preciosos monumentos iluminados acompañados de un cielo despejado lleno de estrellas mientras paseas con un helado de tiramisú.

Si no me creéis solo tenéis que ir y comprobar el efecto que produce la ciudad de Rómulo y Remo. Eso sí, perdeos, caminad mucho y perdeos por todas sus calles, cruzad el puente del río Tiber, entrad en todos los monumentos, escuchad sus historias, comed todo tipo de pasta y helado porque siempre acabaréis en el corazón de ella, pues es verdad que todos los caminos conducen a la capital italiana. Y sobre todo soñad mucho porque es una ciudad para soñar.


Roma, “Sei molto piu bella che la luna”







Besos y abrazos, Be.




No hay comentarios

Publicar un comentario